Blog :: Dí­az Cano Interior Interior Design

A dream house

Harmony is the word that reigns in this home, a house at two heights surrounded by garden, natural light, and many more advantages

Una casa de ensueño

08 FEBRUARY 2017

Realizamos la casa de Mónica Palacios, ubicada en una de las urbanizaciones más conocidas de Valencia. En este artículo, os mostramos una entrevista realizada por el periódico Las Provincias.

Armonía es la palabra que reina en este hogar, una casa a dos alturas rodeada de jardín donde la luz natural, al igual que los amigos, se acomoda a sus anchas. «Yo pedí equilibrio, elegancia y funcionalidad. Cuando la gente ve la casa por primera vez le impacta la acertada combinación de colores y cómo se mezclan estilos. Pasas del oriental al clásico y al moderno, y también hay piezas de anticuario», explica la propietaria. La acompaña en el recorrido Pedro Díaz Cano, arquitecto que se hizo cargo del proyecto. Cuentan que la casa estaba bastante deteriorada cuando la adquirieron hace hace cinco años: «Había un volumen y decidimos mantener ciertas partes y transformar otras, como por ejemplo la entrada, que cambiamos de lugar. Fuimos trabajando los espacios para darle un sentido funcional y un fin estético», recuerda Pedro.

Quisieron que la entrada tuviera una pieza representativa y escogieron una cajonera industrial con ruedas comprada en un anticuario de la India. Sobre ella reposan unas llaves antiguas que representan la bienvenida simbólica. La propietaria pidió una casa atemporal, que no pasase de moda con los años. «Nos apetecía un toque de elegancia pero que a la vez fuera sobria. No me gusta la ostentación. Entonces los niños eran pequeños y, además, debía resultar funcional», detalla. La distribución abierta fue factor fundamental. La cocina, comunicada visual y físicamente con el exterior, tiene un área tranquila de mesa y una barra para desayunos informales.

La intervención se hizo buscando el equilibrio, evitando los cambios bruscos. En el salón destaca la ubicación del proyector, que da la posibilidad de usar la chimenea como pantalla o bien el televisor. «La idea es que los elementos estén en su sitio y no apartados o fuera de contexto», describe Pedro. Una pared está cubierta de cristal de Canaleto, que se utiliza en vidrieras de catedral, mezclado con espejo. En el pasillo que comunica la parte social con la zona de habitaciones toman el protagonismo dos piezas de aluminio fundido que, combinadas con plantas, dan el punto verde al espacio.

El mobiliario combina piezas muy modernas y casuales, como por ejemplo la mesa y las sillas de Andreu World, con un mueble de anticuario, una lámpara de Phillip Starck con una de Mariner, materiales nobles con tecnología... La buena sintonía entre ambos se materializa en el cuadro de un elefante pintado por el propio arquitecto que ocupa una de las paredes de la cocina. «Nuestra relación ha trascendido lo profesional, le estamos muy agradecidos», afirma la dueña.

Fuente: periódico Las Provincias